• Geral

De Roma con amor: 14 imperdibles gratis

Actualizado: may 1



Roma me dejó más que maravillada. De hecho, Italia me pareció tan increíble que hizo que postergara mi estadía más de lo estipulado. Es más, en un primer momento, ni siquiera tenía pensado viajar a aquellas latitudes y gracias a las vueltas de la vida, terminé pisando territorio italiano y quedé enamoradísima de esas tierras.

Después de estar dos meses viviendo en Italia, decidí ir a Roma. Si Piemonte, y el mar de Liguria ya me tenían encantada no me quería imaginar qué produciría en mí. Y aunque no soy para nada fanática de las ciudades grandes y/o capitales, Roma es Roma, y merece ser la excepción de todas las reglas.

Así que como era esperable, Roma me terminó de romper la cabeza. Lo increíble de estar en un lugar con miles de años de historia…¡y qué historia!

Seguramente, si llegaste a este post, es porque andás mirando con ganas a la cuna del Imperio Romano, con lo cual me gustaría darte algunas recomendaciones y datitos de color.

La mayor dificultad cuando uno viaja Low Cost, es toparte con un lugar donde te quieren cobrar hasta el aire que respirás. En ese sentido, Roma me recordó Holanda, donde en cada esquina parecería una buena opción para sacarle dinero a los turistas. Casi todo es vendible, y cuando uno viaja con los pesos contados, se nota.

Por eso, la idea es contarte al mejor estilo ratatouille lo que podés hacer gratis en Roma

#1 Portico D´Ottavia y Teatro Marcello


Si algo no me esperaba era il Portico D´Ottavia y el teatro Marcello. Quedé impactadísima. Estaba caminando por la calle y de repente levanté la vista, y me encontré con semejante construcción. Mientras caminás por las ruinas, y lees las descripciones de cada lugar, vas viajando en el tiempo hacia miles de años atrás.

El encanto de Roma, te invita a volar con la imaginación en cada rincón. Si me preguntás qué fue lo que más me gustó de la ciudad, sin dudas este pasaje está en el Top #3.

#2 Iglesias, iglesias y más iglesias

Absolutamente todas la iglesias de Roma tienen la entrada gratuita. Aprovechá, porque es una de las pocas cosas gratis que Roma te va a dar. Y lo mejor, es que no importa de qué religión seas, o cuánto te gusten, todas las iglesias están hermosas para visitar y admirar los detalles que tienen.

#3 Panteón de Agripa



Aunque también sea una iglesia, merece mención especial. Quedé anonadada de ver semejante construcción, sin duda no me esperaba ver algo así. Ya desde el exterior se ve imponente, y adentro mucho más. Imperdible low cost #3


#4 La Fontana di Trevi



Si hay algo que no te vas a cansar de ver en Roma, son fontanas. Y si hablamos de una de las más grandes e impactantes, es la Fontana di Trevi.

Mi recomendación, es que la visites en diferentes horarios. No es lo mismo verla durante el día, que cuando se encienden las luces al caer la noche. Aunque es maravillosa de todas formas, vale la pena verla dos veces (mínimo).

Eso sí, suele estar muy llena de gente, así que andá con paciencia si querés sacar fotos, o acercarte a la fuente para hacer el tradicional ritual de pedir deseos mientras tirás la moneda; que por cierto, no sé cuánto de verdad será, pero a mí se me cumplió el deseo. El famoso creer o reventar, como decimos en Argentina.

Y la otra recomendación es, si no querés ser estafado, aléjate de los “fotógrafos” que te quieren vender la foto perfecta al pie de la fontana, que por cierto, está lejos de serlo.

#4 Castillo de Sant'Angelo y Puente de Sant'Angelo

Si bien para entrar al castillo hay que pagar, se puede disfrutar de los jardines al aire libre de manera gratuita. Es un lugar súper lindo, y los jardines poco concurridos, cosa que no es habitual en Roma. Desde ya que es requete recomendable para sentarte a tomar unos mates, y ni hablar la tranquilidad que se siente.

El puente se Sant'Angelo está pegadito al castillo, y es la típica postal que se ve del puente con las arcadas sobre el río Tiber. Como todo en esta ciudad, este puente tiene mucha historia. Desde los peregrinos que viajaban con destino a la Basílica de San Pedro, hasta los cadáveres ejecutados que se exponían sobre el puente, lo cierto es que hoy el puente es un imperdible de Roma.

#5 Monumento a Vittorio Emanuele II



Hablando de lugares que te dejan con la boca abierta, el monumento a Emanuele no puede quedar fuera. Es una construcción inmensa realizada en mármol blanco, que le da un aspecto increíble. Más allá de las controversias, es un must romano que no te podés perder.

Además de ser precioso por dentro y por fuera, tenés una vista maravillosa desde sus terrazas.

Datito de color: está en Piazza Venezia. Muchos buses suelen terminar/empezar sus recorridos allí, así que podés tomarlo como punto de inicio de tu recorrido por Roma.


#6 Piazza del Popolo

Otra de las tantas Piazzas romanas, con la diferencia que esta tiene el obelisco egipcio más antiguo de Roma. Parece que después de la “conquista” de Egipto, los romanos se robaron algunos monolitos y los pusieron en la city como trofeos. Si bien hay varios de estos monolitos en Roma, no todos son originales. Así que vale la pena ver uno real, en la Piazza del Popolo.

#7 Parco de Gianicolo

Es una de las mejores vistas de la ciudad. Al estar sobre una colina, se puede ver Roma desde arriba, y disfrutar de adivinar dónde está cada monumento histórico.

Además hay mucho verde, así que podés hacerte una parada para tomarte unos mates.


#8 Callejear en Trastevere




No te puedo explicar lo lindo y diferente al resto de Roma que es el barrio de Trastevere. Entre bares, callecitas angostas, y casitas divinas, la zona es ideal para caminarla cuando baja el sol. Eso sí, con cuidado que no hay mucha vereda.


#9 Piazza de Campidoglio

También otra de las plazas con mucha historia, una de las cosas más características es que fue remodelada completamente por Miguel Ángel. Tiene muchos detalles imperdibles, tan típicos de Roma, una obra de arte al aire libre.


#10 Foro Romano


Si bien es súper recomendable pagar para entrar al Foro Romano, y caminar entre sus ruinas, también se puede ver algunas partes desde arriba al gran estilo low cost. Las vistas sin dudas son mucho mejores desde afuera, aunque lo que se vive y se siente pateando adentro del foro es inexplicable.


#11 Arco de Tito y Coliseo



Ya cuando te parás en el Arco de Tito y visualizas el Coliseo por delante, se te abren los ojitos grandotes, grandotes como si estuvieras viendo una maravilla del mundo. Es que no es un como sí. El Coliseo claramente ha sido bien elegido como una maravilla del mundo moderno, y es impactante verlo tan imponente, y con tanta historia.

El Coliseo se puede ver desde afuera gratis, aunque sin dudas te recomiendo que pagues y lo veas por dentro. Además la entrada al Coliseo incluye el Foro Romano y el Palatino, así que reservate mínimamente medio día para hacer todas estas atracciones juntas.

#12 Circo Massimo

Aunque fue creado como un espacio para las carreras de carros en la Antigua Roma, el Circo Massimo hoy es una especie de plaza con poco pasto, aunque con mucha historia. Se puede recorrer los alrededores y entrar. Hoy por hoy, visualmente no es nada del otro mundo, aunque tengo que confesar que fue el primer lugar de Roma en donde me senté a matear, y sin dudas no podría haber elegido uno mejor.


#13 Bebederos por doquier

La ciudad está llenísima de bebederos de agua potable. Además de que es riquísima y sale súper fresca, cada bebedero es una obra artísitica con diferentes recovecos. Es más, ni es necesario agacharte..tapás un agujerito y el chorro de agua sale hacia arriba. ¡Voila!


#14 Perderse entre sus callecitas



Es increíble lo hermosas que son las callecitas romanas. Saliendo de las avenidas principales o calles más importantes, cada callecita tiene detalles que ni te imaginás. Especialmente las que rodean la Fontana di Trevi, son preciosas

Datos de color

  • Todo se cobra, hasta los mapas. Así sos de los que van robando wifi por ahí porque no tenés internet, te recomiendo que te bajes en Google Maps el mapa de Roma para usar sin conexión.

  • Para entrar al Coliseo, la entrada cuesta 12 Euros, y te incluye la entrada al Foto Romano y al Palatino. Como ya sabrás, soy súper ahorrativa en todo lo que puedo, pero sin dudas entrar al Coliseo es una de las mejores cosas que te van a suceder en tu viaje a Roma


Con Pepe, el fotógrafo de este post, dentro del magnífico Coliseo romano. No hay sonrisa que pueda expresar la emoción de estar ahí adentro.

84 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now