• Geral

Turismo responsable: cómo cuidar el planeta cuando viajás

Cuidar el medio ambiente en casa resulta bastante fácil, pero es necesario que las prácticas responsables las llevemos en la mochila cada vez que viajamos. Muchas veces no nos damos cuenta cómo nuestras acciones dañan al planeta, por eso en este post te quiero compartir claves para ser un turista responsable.


Claves para un turismo responsable: evitá todas las actividades que incluyan contacto con animales privados de su libertad

¿Alguna vez te pusiste a pensar en el impacto que tiene tu presencia en el mundo? Tus costumbres, tus hábitos, tu manera de ejercer ciertas acciones contribuyen a que el mundo sea lo que es.

Nos engañamos pensando que nuestro paso por estas tierras no puede hacer la diferencia…uno entre 7.000 millones, ¿qué influencia podemos tener? Imaginate que toda la población mundial pensara igual que vos y se sienta eximido de toda culpa de lo que le podría pasar al planeta. ¿Acaso no es eso lo que está ocurriendo?

Si bien cada vez son más las asociaciones y movimientos a favor del turismo sostenible, aún nos queda mucho por saber y aprender. Aunque creo que la base del problema, más allá de la información, es la falta de responsabilidad que tomamos. Y con esto no quiero decir que seas un irresponsable, pero todo lo que hacemos lo elegimos ya sea de manera consciente o por negligencia de no conocer exactamente el proceso que hay detrás. Por eso es tan importante entender qué hay alrededor de esa práctica, de esa actividad turística, así nuestras elecciones sean realmente porque queremos eso y no por ignorancia.

Turismo responsable con animales

Hay muchísimas actividades en las que participamos que están relacionadas con el maltrato animal, y uno de los mayores problemas, es que nos imaginamos que el maltrato es sólo golpear a un animal. Claramente agredir físicamente es maltrato, de eso no hay dudas. Ya sea por entrenamiento, por perversión misma, o porque el animal no hace lo que para mí como humano es correcto…pegarle es maltrato.

Si te gustan los animales, hay un montón de lugares donde podés viajar para verlos en libertad. Islas Galápagos: donde los animales y el hombre conviven

En este punto hay algo crucial: los animales habitan este mundo con nosotros…no para nosotros. Por siglos, los humanos se limitaron a la absurda y egocéntrica idea de que es la especie más importante, los cual les daba un poder de considerar que el resto estaba para satisfacer sus necesidades. Queramos aceptarlo o no, muchas de nuestras prácticas actuales están relacionadas con esta idea de que podemos hacer uso de los animales sin pensar en cuáles son sus necesidades. Y es acá donde debemos ampliar nuestra mirada acerca del maltrato animal.

Maltrato es pegarle a un perro, subirnos a un camello que estuvo todo el día allí parado para que gente como nosotros se saque fotos, nadar con delfines en un estanque, ir a un zoológico o a un acuario, subirnos a una carroza tirada por caballos, sacar una estrella del mar, clavarle el estoque a un toro, etcétera etcétera. Por si no quedó tan claro, el maltrato animal es cualquier práctica que realizamos a los animales promoviendo a su sufrimiento.

¿Cuánto maltrato animal causamos en nuestra vida por la desinformación? Averiguá, investigá, preguntá…hay varias prácticas con animales que son responsables, sólo es cuestión de encontrarlas.

Turismo responsable con el medio ambiente

El planeta siempre apunta al equilibrio perfecto. Cada ser, cada roca, cada planta, está allí por algo tan básico como garantizar la supervivencia de las especies. Pero el hombre en pos de la evolución irónicamente destruye todo ese equilibrio natural: fábricas que arrojan sus desechos al mar, los edificios uno al lado del otro sobre espacios que antes eran verdes, la tala de árboles para construir el resort más grande. Y por sobre todo la mayor estupidez de todas: inventar materiales antinaturales y usarlos en exceso a causa de la cultura del consumismo innecesario. Uno de los peores enemigos: el plástico.


Hoy por hoy, son muy pocas las personas que no utilizan plástico en su vida, aunque el mayor problema es el plástico de un solo uso: los sorbetes, las botellas que compramos en el supermercado, la bandeja con la comida hecha cuando no tenemos ganas de cocinar, el papel film que envuelve a las verduras para que queden más bonitas. ¿Realmente necesitamos eso?

Varias de estas prácticas se pueden realizar de manera diferente, con materiales reutilizables. Las botellas de plástico pueden tardar hasta 1000 años en degradarse…quizás los biznietos de tus biznietos, puedan ver la botella de plástico que usaste ayer. Reciclá, todo lo que tengas a tu alcance.


Tirá la basura en recipientes acorde a ello. Si vas a un lugar natural en donde no hay tacho de basura, llevate los residuos con vos, si vas a la playa y dejás algo en la arena probablemente termine en el mar. Es responsabilidad de todos cuidar el único mundo que tenemos. Si tanto nos encanta viajar, seamos responsables y contribuyamos a que no desaparezca el planeta.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now